Acuario Red Fish

Gorgojo del maní

S/ 8.00S/ 18.00

Presentación:

01 taper de 10 cm de diámetro

Limpiar
SKU: N/D Categoría:

Descripción

Especie: Ulomoides Dermestoides
Familia: Tenebrionidae
Genero: Palembus

 

Origen

Originario de China y descubierto en 1891, comúnmente llamado “Gorgojo o Escarabajo del maní”, este pequeño tenebrio el cual ha sido popularmente utilizado en la medicina complementaria llamada Coleo terapia (tratamiento por medio de la ingesta de coleópteros) fue distribuido inicialmente con el fin de ayudar en tratamientos contra el asma, posteriormente se descubrió que era efectivo contra la diabetes, artrosis, Parkinson, psoriasis, distintos tipos de cáncer y otras enfermedades.

 

Ciclo de Vida

El “gorgojo del maní” tiene un ciclo de vida de 20 meses, dando inicio en el huevo el cual es depositado en el sustrato o cama tras la cópula de los progenitores, los huevos son incubados por un periodo de 16 a 18 días, tiempo en el cual las larvas estarán listas para salir, estas al nacer tendrán un tamaño muy pequeño debido a que el huevo es sumamente diminuto, sin embargo una vez han nacido las larvas irán pasando por una serie de etapas de crecimiento, en total 11, hasta llegar a alcanzar un tamaño de 11 a 12 mm (tamaño ideal para nuestro fin de suministrarlas como alimento para nuestros peces), de aquí llegarán a convertirse en las llamadas pupas, las cuales son móviles y miden cerca de 5 mm. Finalmente pasados unos 5 a 6 días dichas pupas emergen en adultos de 5 mm de longitud y color blancuzco que será reemplazado poco a poco por el color marrón oscuro que habitualmente vemos en los adultos ya maduros, estos a su vez se reproducirán para dar inicio nuevamente al ciclo.

 

 
Cultivo:

Se necesitará los siguientes materiales:

  1. Recipiente contenedor:aquí mantendremos nuestro cultivo de “gorgojos del maní”, generalmente se utilizan peceras de 5 galones, recipientes de vidrio de boca ancha similares a los que se utilizan en los encurtidos, botellas de refresco de 3 litros, bien nos puede valer alguno de gaseosa, tuppers o cualquier contenedor que sea de fácil acceso a la hora de disponer del cultivo pero sobre todo que el material del cual esté hecho impida que los “gorgojos” puedan escalar por sus paredes y llegar así a escapar.
  2. Malla mosquitera o algún tipo de tela que permita el paso de oxígeno:será necesaria para tapar el recipiente donde se albergará el cultivo, además de evitar que otros insectos tales como hormigas u otros “gorgojos” puedan ingresar y contaminar el cultivo, por último pero no menos importante permitirá el ingreso de oxígeno.
  3. Herramientas:para la construcción de nuestro cultivo necesitaremos adicionalmente cutter, tijeras, silicón frío o algún otro tipo de pegamento para fijar la malla a la tapa del recipiente, una regla, un bolígrafo o marcador.
  4. Sustrato:el sustrato o compost es básicamente la cama del cultivo, las larvas transforman el sustrato en granos semiconsumidos, polvo, exuvias (mudas) y excrementos, logrando un medio en el cual los adultos depositan sus huevos, las larvas regulan su temperatura corporal introduciéndose mas o menos dentro del sustrato, dado que aprovechan la liberación de gases por el proceso de fermentación que se producirá mas adelante, los materiales que podremos utilizar son: harina integral de salvado, maní (se puede agregar con todo y cáscara), harina de maíz, avena. Nos aseguraremos que el sustrato tenga un espesor aproximado de 1-1,5 cm.
  5. Alimento:también es importante suministrarles alguna fuente de alimento para lo cual tenemos diferentes opciones como son, pan integral, avena en hojuelas, levadura de cerveza. También podemos suministrarles líquidos por medio de cáscaras con algún resto de pulpa como aguacate, pepino, mango o aplicando una dosis de agua con un atomizador, eso sí el agua debe ser mineral o de lluvia, nunca de red debido a que el cloro que contiene puede matar las larvas, como mencioné lo ideal es aplicar una única dosis para evitar mucha humedad o que el sustrato se vuelva pasta.
Recomendaciones

1. Mantener el recipiente en un lugar fresco pero protegido de la humedad, la lluvia y luz del sol directa.
2. Vigilar periódicamente para descartar la presencia de invasores como hormigas, ácaros, otras especies de gorgojos, etc. En caso de que encontráramos que han entrado a nuestro cultivo es recomendable sacar tantos individuos de nuestros gorgojos como sea posible e iniciar con ellos un nuevo cultivo, desechando totalmente el sustrato y alimento anterior y limpiando el recipiente para asegurarnos de que no quede ningún invasor o producto de ellos dentro.
3. De vez en cuando adicionar cáscaras cubiertas con pulpa de alguna fruta como mango, aguacate o verduras como pepino, etc. Nunca echar agua de grifo debido a que el cloro puede matar las larvas, la presencia de líquido favorece mucho el crecimiento de la población.

Información adicional

PRESENTACIÓN

01 pot, 02 pots, 03 pots

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Gorgojo del maní”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *